Por qué elegir Láser Alejandrita para tus tratamientos de depilación

Por qué elegir Láser Alejandrita para tus tratamientos de depilación

Si estás pensando en la depilación definitiva pero aún no te has decidido por el tipo de tratamiento de fotodepilación a emplear, te vamos a dar las principales razones por las que deberías elegir un tratamiento con Láser Alejandrita.

1. La depilación mediante Láser Alejandrita es un tratamiento médico

A diferencia de otros sistemas de Fotodepilación, el Láser Alejandrita es un tratamiento médico. Solo puede aplicarse bajo la supervisión de un especialista.

La piel puede sufrir cambios entre una sesión y otra, muchos de los cuales son inapreciables para el propio paciente. Es imprescindible el asesoramiento médico, antes de iniciar un tratamiento, por supuesto, pero también durante cada una de las sesiones con Láser Alejandrita.

El contar con este respaldo profesional es garantía de seguridad en el tratamiento y para Clínica Láser Granada, es uno de los aspectos más destacables de este método de Fotodepilación.

2. La técnica aplicada lo hace más eficaz que otras técnicas de fotodepilación

Como ya vimos en un post anterior, la diferencia principal que tiene un tratamiento con Láser Alejandrita con el resto de sistemas de Fotodepilación es técnica. La eficacia de su tratamiento radica principalmente en el color y la longitud de su onda.

Mientras que en sistemas con luz pulsada, la luz que se emplea es policromática, es decir, con diferentes colores, la luz monocromática del sistema Alejandrita solo utiliza un mismo color. Respecto a su longitud de onda, otros tratamientos utilizan diferentes tamaños mientras que nuestro láser mantiene siempre la misma longitud que  mide  755 mm. Estas peculiaridades técnicas son las que hacen del Láser Alejandrita, uno de los métodos más precisos, y por lo tanto eficaces en lo que a depilación definitiva se refiere.

3. Puedes eliminar hasta un 20% del vello en cada sesión

El vello no siempre está en la misma disposición, y hay que tener en cuenta las distintas fases en el crecimiento del pelo: Fase anágena, podríamos decir que es la fase de crecimiento en la que el láser va a ser más efectivo; fase catágena o de regresión y fase telógena.

Es en la fase anágena donde podemos conseguir eliminar el vello de forma definitiva.

En una sesión con Depilación Láser Alejandrita podemos penetrar en la totalidad del vello que se encuentra en fase anágena, siendo este un 20% de la totalidad del pelo de la zona de aplicación  del tratamiento.

4. Es un tratamiento que no daña la piel

La depilación con Láser Alejandrita es un tratamiento no invasivo, que no daña la piel de alrededor. No tiene efectos secundarios y como se aplica bajo supervisión médica, constituye uno de los tratamientos más seguros de depilación.

5. Es un tratamiento casi indoloro

Si bien es cierto que el dolor es una percepción subjetiva, y que depende de cada persona, los avances técnicos en la aparatología han avanzado mucho disminuyendo la sensación de dolor al aplicar el Láser.

Las máquinas están preparadas con un sistema que refrigera la zona, provocando sensación de calma y preparando la zona para el disparo de la energía. Además, para aquellas personas más sensibles al dolor, existen cremas anestésicas, aunque su uso debe ser siempre consultado previamente por el médico especialista que le atienda.

Estas son las principales razones que hacen a la Depilación por Láser Alejandrita uno de los mejores métodos en garantía, eficacia y seguridad de los que existen en el mercado.

Si aún tienes dudas sobre sus beneficios, consulta a nuestros profesionales médicos. En clínica Láser Granada te atenderemos sin ningún compromiso y solventaremos todas las dudas que tengas sobre la depilación definitiva con el método Láser Alejandrita.