¿Cuándo no es recomendable aplicarme una sesión de depilación láser?

¿Cuándo no es recomendable aplicarme una sesión de depilación láser?

La depilación con láser Alejandrita es un tratamiento médico seguro y efectivo.

Sin embargo, existen algunas contraindicaciones que hay que tener en cuenta siempre antes de cada sesión durante todo el tratamiento. Las más importantes tienen que ver con el estado del paciente justo en el momento en el que se vaya a aplicar el láser.

[toc]

Por ello es muy importante la supervisión médica y la elección de un centro adecuado con un equipo médico cualificado.

¿En qué situaciones no deberías iniciar un tratamiento de depilación láser?

Aunque siempre el paciente debe ser visto previamente por un médico, a  continuación vamos a enumerar algunas de las cuestiones que a priori podrían suponer tener que aplazar tu sesión de depilación con láser Alejandrita.

1. Bronceado de la piel

Como la luz del láser es atraída por la melanina, si tu piel está bronceada puedes llegar a quemarte. Es importante no tomar el sol las cuatro semanas anteriores al tratamiento. Además, lo más recomendable es respetar las semanas siguientes a la sesión y usar pantalla solar del UVA 50+.

Por el  mismo motivo son igual de contraproducentes las cremas autobronceadoras o los rayos UVA.

Si quieres saber que hacer durante el periodo estival, puedes volver a leer nuestro artículo sobre depilación láser en verano.

2. Medicamentos incompatibles con el Láser

Existen una serie de medicamentos para distintos trastornos o enfermedades, que son incompatibles con un tratamiento de fotodepilación con láser Alejandrita. Son los medicamentos conocidos como fotosensibles.

El problema radica en que estos fármacos inducen a que la piel absorba en mayor medida la luz del tratamiento pudiéndose llegar a producir quemaduras en la piel.

2. Posible embarazo

Como ya comentamos en un artículo anterior sobre embarazo y depilación láser, en Clínica Láser Granada no recomendamos realizar sesiones de depilación Alejandrita mientras se está embarazada. El tratamiento en caso de realizarse no sería perjudicial puesto que el láser actúa en la capa superficial de la piel y nunca llegaría a dañar al embrión. Además, por cuestiones hormonales, no es el mejor momento para eliminar el vello con láser y podríamos estar desperdiciando sesiones.

También te puede interesar:

3. Periodo de Lactancia

Al igual que durante el embarazo, por cuestiones hormonales sobre todo, es preferible esperar unos meses y olvidarnos del láser durante el periodo de lactancia del bebé. Tampoco se recomiendan el uso de cremas depilatorias o ceras, porque la piel está más sensible y se pueden llegar a tener reacciones alérgicas a productos que antes no teníamos.

La mejor opción tanto en embarazo como en lactancia seria la cuchilla,  el método de depilación más conveniente si después vamos a retomar las sesiones con láser.

Estas son algunas de las cuestiones que deberías tener en cuenta a la hora de aplazar tu tratamiento láser pero no son las únicas. Es muy importante que el equipo médico revise tu piel y tu estado de salud.

En nuestra clínica especialista en depilación láser en Granada contamos con un equipo médico profesional que se encarga de realizar un seguimiento exhaustivo del paciente ofreciendo las máximas garantías.

Consúltanos sin compromiso.